Pollo salteado con verduras

Hoy os traigo una receta que os va a encantar, con ingredientes frescos que podemos encontrar todo el año, y buena combinación de proteínas con carbohidratos.

Ingredientes para 1 persona:

2 filetes de pechuga de pollo
½ calabacín
½ berenjena
1 pimiento verde
½ cebolla

 

Tiempo de preparación 35 min Dificultad 2/10

Empezamos con el calabacín, cogemos la mitad sin pelar, lo lavamos y cortamos a dados pequeños.

El calabacín es una verdura muy interesante de cara al control de peso, ya que su composición es mayoritariamente agua (hasta un 95%), por ese motivo apenas tiene calorías y es una gran fuente de fibra, además de aportar varias vitaminas y minerales.

A continuación, hacemos lo mismo con la berenjena, cogemos la mitad sin pelar, la lavamos y cortamos a daditos. Yo suelo usar berenjena rallada en vez de la negra, ya que tiende a picar menos y a mi gusto tiene un sabor mas suave, pero se puede usar cualquiera de ellas.

La berenjena al igual que el calabacín, tiene un alto contenido en agua y aporta vitaminas y minerales, pero sobre todo nos aporta una gran cantidad de antioxidantes.

Tras esto cogeremos el pimiento verde, lo lavamos y le quitamos las pepitas del interior, y lo cortamos.

El pimiento es una gran fuente de vitaminas y minerales, sobre todo contiene una gran cantidad de vitamina C, puede incluso llegar a tener mucha más que una naranja.

El siguiente paso será picar la mitad de una cebolla, un alimento que tiene propiedades antibióticas y antisépticas.

Y por último cogeremos los dos filetes de pechuga de pollo y los cortaremos a dados del mismo tamaño que hayamos cortado el calabacín y las berenjenas.

La pechuga de pollo tiene un alto contenido en proteína y poca grasa, por lo que también es importante en un programa de control de peso. El mismo plato se puede realizar también con pechugas de pavo en vez de pollo.

Una vez todo cortado y a punto, cogemos una sartén, le echamos una pizca de aceite de oliva, y cuando esté caliente le añadimos el pollo, le ponemos una pizca de pimienta negra molida y lo doramos.

Pasados unos 2 minutos, añadimos el pimiento y la cebolla.

Pasados 3 minutos desde que añadimos lo anterior, añadimos ya el calabacín y la berenjena.

Después de otros 3 minutos, añadimos un poco de sal y tapamos con una tapa.

Tras unos 15-20 minutos debería estar cocinado el plato y listo para comerlo.

¡Emplatamos y a comer! Espero que os guste.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 101 Promedio: 4.4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*