Recetas para cocinar los boletus

Cocinar los Boletus Frescos: Aprende que Hierbas Utilizar en su Preparación!!!!

Como poder resistirse a no cocinar los boletus, con su textura carnosa, su sabor pronunciado y su fragancia terrosa y embriagadora, son con diferencia los hongos silvestres el plato los más apreciados del mundo, y cuando son frescos, son un gran placer, un gran deleite, porque puedes asarlos, así como utilizarlos para hacer pizzas, también hacer salsas y mucho más.

Si las tapas son grandes, alrededor de unos 4 a 6 pulgadas de diámetro, se pueden hacer con toda comodidad boletus a la parrilla, por cierto hubo un momento de la historia en que un gran gorro de boletus a la parrilla pero bien asado se le llamaba el bistec de los pobres.

  Cocinar los boletus a la parrilla

Limpiar los boletus es fundamental

Para poder comenzar a disfrutar del sabor y de los grandes beneficios de los ricos boletus, puedes comenzar con toda tranquilidad a retirar los tallos, que son ideales y perfectos para poder hacer ricas salsas con distintas variantes.

Luego frota las tapas de los boletus con una rodaja de limón, sigue cortando las hendiduras en ellas con la punta de un cuchillo que posea bastante filo, e inserta unos dientes de ajo y también unas hojas de Nepitella al gusto.

Debes darles a las tapas de los boletus una ráfaga inicial de alto calor y luego levanta la parrilla de las brasas, y gíralas varias veces.

Cuando termines de cocinar los boletus, transfiérelos a un plato grande para servirlos, seguidamente agrega unas gotas de mantequilla derretida o si es tu deseo colócale un poco de aceite de oliva normal extra virgen o de aceite de oliva con romero o la variante con orégano que dan muy buenos sabores, agrega sal y pimienta al gusto, y sírvelos, son maravillosos con carne a la parrilla, y aún mejor si se sirven directamente en la parte superior de los bistec.

También puedes freír los boletus, y para ello debes córtalos a todo lo largo pero en rebanadas de 1/4 de pulgada de ancho, luego empapa las rebanadas muy bien en harina, pero si la harina no se pega, báñalas primero en agua fría, sécalos un poco y pásalos en harina de nuevo para lograr que se adhiera.

A continuación, rocía las rodajas enharinadas de a una por vez con un poco de vinagre de manzana para humedecer apenas la harina, esto sirve para hacerlas sobre todo más crujientes, pero no las remojes, y fríelas en aceite que este bastante caliente hasta que estén dorados.

Escurre todo sobre un papel absorbente, retirando el exceso de aceite, espolvorea con sal y pimienta a tu gusto y sirve inmediatamente, esto también funcionará bien con otros tipos de hongos sabrosos y carnosos.

Esta receta a continuación, para cocinar boletus guisados, es una manera bastante simple de guisarlos para usar como salsa de pasta, un acompañamiento para complementar un plato principal sustancial como el bistec o la carne asada, o un aderezo para crostini, como un aperitivo de antipasto.

Recetas para cocinar los boletus

En los lugares donde los hongos boletus son abundantes, tradicionalmente se saltean junto con una forma de menta silvestre conocida como nepitella o mentuccia, dado que puede ser imposible encontrarla en otro lugar, puedes con toda tranquilidad y seguridad sustituir el tomillo fresco o simplemente usar perejil de hoja plana.

Ingredientes que necesitarás para cocinar los boletus

  • Sal al gusto
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • Pimienta negra al gusto
  • 500 gramos de champiñones boletus frescos, limpios. (Para limpiarlos frótalos mientras están secos con un cepillo limpio para vegetales para eliminar cualquier suciedad visible, y córtalos en rodajas de ¼ de pulgada de grosor, tanto en los tallos como en las tapas)
  • 1 tomate grande, maduro, sin corazón y en cubitos
  • 1 ramita de nepitella o tomillo, fresco, hojas retiradas del tallo y el tallo descartado.
  • 2 dientes de ajo pelados y finamente picados o triturados.

Como cocinar los boletus

Saltea el ajo y la nepitella o el tomillo o el perejil en el aceite de oliva en una sartén de fondo grueso durante 1 a 2 minutos a fuego medio, o hasta que se vuelva dorado pálido.

Añade los champiñones o boletus, aumenta el fuego a intensidad alta y cocina, revolviendo, hasta que los champiñones hayan emitido su agua; reduce el fuego a bajo.

Mezcla el tomate y cocina a fuego lento durante unos 30 minutos esto le da al tomate el tiempo que necesita para cocinarse en la salsa.

Si los boletus comienzan a secarse, puedes espolvorearlos con vino blanco o caldo de pescado.

Sazona al gusto con sal y pimienta.

Decora con el perejil fresco y sirve de inmediato.

También puede cocinar los boletus sin el tomate en cuyo caso, se conocen con el nombre de boletus trifolati.

Como cocinar los boletus

En este proceso, usa perejil en lugar de nepitella en la cocción, y cocina hasta que los boletus hayan reabsorbido todos sus jugos y verifica que todos estén tiernos con el tenedor, puedes ir agregando un poco de vino blanco, si así lo deseas.

Esta receta, con o sin tomate, también funcionará con otros hongos sabrosos, así que siéntete libre y seguro de probarlo con todos los hongos silvestres disponibles en el mercado.

Esta receta brinda por porción 338 Calorías, 25 g de Grasa, 51 g de Carbohidratos, 15 g

de proteína.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*